home4.jpg
 

nuestra historia

“Me voy a ver con mi palomilla” es una frase llena de historias de amistad. La Roma Norte, donde se encuentra nuestro edificio histórico, solía ser un centro en el que desde hace 100 años se reunían varias “palomillas”, incluyendo artistas y escritores.

Alessandra, la fundadora y dueña de La Palomilla B&B, llenó siete habitaciones con el arte mexicano y las historias de sus amigas. Las paredes, objetos y muebles en cada uno de los cuartos reflejan un aspecto de una persona y una parte de un país muy especial.  

Una amiga que es escritora, por ejemplo, está representada en una de nuestras habitaciones que lleva su apodo, “Rana”. Sus novelas y la narrativa mexicana se mezclan en una habitación adornada por exvotos. El aspecto luchón y tenaz de Vivi aparece en la decoración de lucha libre; la actitud juguetona de Eliz se refleja en los juguetes tradicionales mexicanos.

La suma de estas habitaciones forma un mosaico de tradiciones mexicanas y un collage de “la palomilla” de la dueña.

Nos da emoción darte la bienvenida a La Palomilla para que seas parte de la tradición de llenar esta casa con grandes historias.